La importancia de conocer las piedras preciosas

Cuando hablamos de riquezas, de poder adquisitivo y de solvencia económica, nos imaginamos que tenemos algo así como un tesoro, un baúl lleno de joyas o artículos de mucho valor, los cuales nos permiten cubrir nuestras necesidades o canjearlas por algún bien o servicio.

Publicidad

Aquí también podríamos incluir las gemas o piedras preciosas. En este artículo vamos a darte algunos datos de ellas, para que así puedas hacer las correctas vinculaciones que ellas tienen con nuestra vida diaria.

¿Qué son las piedras preciosas?

Las piedras preciosas, son trozos de cristales de origen mineral, que, al estar cortadas y pulidas, adquieren gran valor siendo usadas para la elaboración de joyas. Estas pueden ser de textura blanda o dura, dependiendo del mineral que le de origen.

También se puede considerar una piedra preciosa a un mineral raro, que tenga una belleza exótica e inigualable. Entre las piedras preciosas se pueden distinguir dos categorías: preciosas y semipreciosas.

Como determinar si un mineral es una piedra preciosa.

Para determinar si un mineral llega a catalogarse como una piedra preciosa, nos basamos en tres puntos:

  1. El mineral debe tener una escala de dureza determinada que garantiza que perdura en el tiempo, y que, a pesar de factores externos, no deterioraran su esencia.
  2. Lo raro que es ese mineral, y la escasez de conseguirlo en la naturaleza.
  3. La belleza y lo perfecta que pueden llegar a tener. En este punto entran, el color, su pureza, la transparencia y el brillo que proyecta.

Importancia de las piedras preciosas en nuestras vidas.

Desde la antigüedad se han utilizado y relacionado las piedras preciosas, con la evolución de la humanidad, ya que las piedras preciosas tienen poderes curativos y medicinales. Y a su vez ayudan al desarrollo de nuestro poder espiritual.

De esta manera podemos decir que las piedras preciosas, inciden positivamente en nuestras vidas si usamos las correctas. Las de origen netamente mineral, fortalecen la energía positiva, las que se forman dentro de organismos vivos como las perlas, proyectan longevidad, en quien la usa.

Dependiendo del color que tenga la piedra, será su poder y efecto en nuestra vida. El rubí por ser de color rojo vivo, y en algunas tonalidades del mismo, ayuda a protegernos de los efectos nocivos que tienen en la piel los rayos solares.

Los diamantes, llamados las piedras preciosas por excelencia, en su color blanco azulado, están relacionados a la inteligencia, la fama, proyección de dinero y valiosa fortuna. Si es usada en una boda, es símbolo del amor que une a la pareja y la prosperidad que tendrá el matrimonio.

Piedras preciosas con propiedades curativas:

Si bien las piedras preciosas nos ayudan a manejar las energías también hay unas que pueden ser usadas para curar algunas enfermedades. Entre ellas tenemos:

Hematita:

Es usada para combatir las anemias y los problemas de circulación.

Ágata:

Ayuda a equilibrar las emociones y los problemas del aparato digestivo.

Aguamarina:

Ayuda a combatir las infecciones, y los malestares de cabeza.

Amatista:

Ayuda a fortalecer nuestro sistema inmunológico. En las mujeres primerizas ayuda en el proceso de parto.

Deja un comentario