¿Quieres dejar tus joyas relucientes? Aprende a hacerlo con un solo truco casero sencillo

Cuando tenemos joyas, lo más esencial es mantenerlas limpias y relucientes para que parezcan como si las hubieses comprado al instante. Pero, son muy pocas las personas que saben hacer esto y, todo se debe a que la mayoría de los que saben realizar trucos para que esto pase no los divulgan al público.

Publicidad

Por ello, a continuación hemos realizado un post para que con un truco casero puedas aprender a limpiar tus joyas como un profesional. Te aseguramos que si sigues todo al pie de la letra, más nunca tendrás que preocuparte por llevarla a uno de estos “joyeros” para que lo hagan por ti.

joyas relucientes

Truco esencial para mantener tus joyas limpias y relucientes

Si los magos pudieron revelar sus secretos, ¿por qué los joyeros no lo hacen? Esta es una incertidumbre que ha causado mucho revuelo en las personas. Por ello, a continuación te revelaremos un truco sumamente secreto que puedes hacer en casa y tus joyas quedarán como nuevas. Para hacerlo, te mostraremos los materiales que debes tener y luego, te mostraremos como hacerlo paso a paso. Esperamos te sirva de mucha ayuda.

Materiales para preparar el truco y limpiar tus joyas

Los materiales que necesitas para limpiar tus joyas y que estás estén totalmente relucientes son los siguientes:

  • Una taza.
  • Un plato hondo.
  • Una olla.
  • 7 gramos de sal.
  • 10 gramos de bicarbonato de sodio.
  • 200 mililitros de agua.
  • Papel aluminio.
  • Servilleta.

Preparación del truco para limpiar tus joyas paso a paso – Bien explicado

Después de tener todos los materiales listos, es hora de que empieces a preparar el maravilloso truco para limpiar tus joyas y tenerlas relucientes. Los pasos que debes seguir son los siguientes:

PASO 1:

Busca el plato hondo. Posteriormente, cubre el mismo con papel aluminio. Cabe destacar que este paso debe cubrir todo el plato. El mismo no puede quedar por encima, tiene que recubrir todas las partes.

PASO 2:

Busca una olla y en ella, vierte los 200 mililitros de agua. Luego, coloca a fuego lento y espera que la misma esté totalmente caliente. No hace falta que llegue a punto de ebullición.

PASO 3:

Después de haber completado el paso 2, deberás echar el agua en la taza y de allí, echarla al plato hondo recubierto con papel aluminio. No es recomendable hacerlo desde la olla, ya que te puedes quemar o simplemente, botar mucha agua.

PASO 4:

Añade los 10 gramos de bicarbonato de sodio al agua caliente y luego, los 7 gramos de sal. Inmediatamente, debes colocar las joyas dentro de esa agua mezclada y luego, revolver muy bien.

PASO 5:

Relájate un poco y deja que el truco haga efecto durante 5 y 8 minutos.  Posteriormente, sácalas y límpialas con una servilleta.

Finalmente, después de realizar estos 5 pasos sencillos, podrás tener unas joyas totalmente relucientes para exhibirles a todas las personas. Además, puedes sacar un poco de dinero de él cuando tus amigos intenten llevar sus joyas al joyero para que este se las limpie.

Deja un comentario