¿Quieres saber cuales son las joyas con más valor en el mercado?

Alrededor de todo el mundo hay  algunas  personas, que se desviven  por obtener una joya única e irrepetible, por la cual pueden llegar a pagar sumas incalculables, que un ciudadano común, no se podría ni siquiera imaginar.

Publicidad

Haciendo un pequeño sondeo por internet, descubrimos las diez joyas más caras que se encuentran en el mundo. En este artículo hablaremos un poco de ellas. Empezaremos por la que tiene un poco menos de valor económico e iremos subiendo hasta llegar a la que ocupa el 1° lugar.

Las joyas más valiosas de todo el mundo:

Estas diez joyas, son tan valiosas por el compendio de varios factores. Son elaboradas con metales que se consideran puros, es decir sin ningún tipo de aleación, como son el oro, la plata y el platino.

Así mismo en su estructura se utilizaron piedras preciosas delicada y minuciosamente cortadas y pulidas. Esta combinación, es lo que las hace considerarlas una obra de supremo arte, donde radica su esplendoroso valor. Estas joyas son:

El rosa Perfecto:

Este anillo ocupa el decimo lugar. Es de oro blanco y rosa, de 18 quilates, con un magnifico diamante rosa puro de 14.23 quilates  de forma rectangular único en el mundo. A sus dos lados dos diamantes que pesan entre 1.60 y 1.70 quilates. Se vendió en el año 2010 en la ciudad de Hong Kong por 23, 2 millones de dólares.

Winston Blue:

Es un anillo elaborado en oro blanco con un diamante azul puro en forma de pera, que pesa 13.22 quilates,  con dos diamantes a los lados. Su primer dueño fue un joyero norteamericano Harry Winston, el mismo que donó al museo Smithsoniano, el Diamante Hope.

No se ha descifrado muy bien de donde es originario este diamante azul, pero se cree que es de Sudáfrica, ya que allí se encuentran las minas que generan la mayoría de los diamantes azules. Este anillo fue vendido por 23,8 millones de dólares.

Siendo el diamante azul vendido, con el más alto costo hasta los momentos.

Reloj Chopard de 201 quilates:

Para la elaboración de este reloj se utilizaron 874 diamantes rosados, azules y color ámbar, tiene un total de 201 quilates en diamantes. El diamante más grande que tiene el reloj pesa aproximadamente 15 quilates. Fue vendido en 25 millones de dólares.

Collar Hutton- Mdivani:

Es un collar elaborado por 27 cuentas de jade traslucido, con un broche de rubíes y diamantes. Fue encargado por Frank Winfield, para dárselo de regalo de bodas a su hija. Es un diseño exclusivo de Cartier y es considerada una de las piezas más caras de esta marca.

Fue vendido por 27, 4 millones de dólares.

Bikini de Diamantes:

Elaborado por la casa Susan Rose y Steinmetz Diamonds en 2006. Tiene 150 quilates en diamantes  montados en platino. Como pieza central tiene un diamante en forma de pera, uno con un corte tipo esmeralda y dos con corte circular.

Su valor es de 30 millones de dólares.

Diamante Zoe:

Es un diamante azul eléctrico puro, en forma de pera que pesa 9,75 quilate. Por tener un color puro, lo hace extremadamente raro y exclusivo, de allí radica su alto valor: 32,6 millones de dólares.

Graff Pink:

Es un anillo en oro blanco y rosa con un diamante rosa que pesa 24,78 quilates con dos diamantes traslucidos a los lados que le hacen juego. Vendido en suiza en 2010, por 46,2 millones de dorales. Es el anillo vendido con más alto costo, hasta el momento.

I’incomparable:

Es un collar de diamantes en oro rosado con un diamante ámbar en forma de huevo que pesa 407 quilates. Creado en 2012, tiene un valor de 55 millones de dólares.

The Pink Star diamond Ring:

Es un anillo en oro blanco y rosa, que posee un diamante de 59.6 quilates, originario de África. Es un diamante extremadamente raro, debido a su pureza, calidad y tamaño. Tiene un valor de 72 millones de dólares.

Wittelsbach-Graff Daiamond:

Es un anillo en oro blanco que posee un diamante azul profundo catalogado uno de los más raros de todo el mundo. Ha pasado por varios joyeros que han ido perfeccionándolo aun más. Su valor es de 80 millones de dólares. La joya más cara de todo el mundo, hasta los momentos.

Deja un comentario